Arroz con costra vegano: un primer intento

El arroz con costra (arròs amb crosta / arròs amb costra) es un plato típico de la vega baja,  Alicante.

Hace un tiempo vi en un libro de cocina vegana llamado The healthy voyager’s kitchen, cuya autora es Carolyn Scott Hamilton, una receta con el título “No toad in the hole” que me inspiró para intentar hacer mi primera costra vegana. Esta receta del libro, que probaré algún día, consiste básicamente en hacer al horno unas salchichas con una especie de “costra” encima.

A pesar de que el arroz con costra nunca fue uno de mis platos preferidos, sino todo lo contrario (creo que sólo lo he comido un par de veces en toda mi vida…), al ver la foto de esa receta en el libro me vino a la mente este plato típico de estas tierras, y sentí curiosidad por si saldría algo parecido siguiendo la receta de esa costra. El verdadero reto de la receta era la puñetera costra, pues el resto era hacer el arroz con varios ingredientes: pimiento, garbanzos, unos embutidos veganos… y poco más.

Así pues, para hacer la “costra” utilicé los mismos ingredientes que utiliza Carolyn Scott para esa receta: una mezcla de tofu, leche vegetal y harina, añadiendo además azafrán para dar color y algo menos de una cucharadita de levadura química.

El resultado fue regular. Aunque teniendo en cuenta que era la primera vez que la hacía en toda mi vida… pues bueno. De sabor estaba bien, pero la costra no se parecía en nada a la “de toda la vida”. Faltó algún ingrediente que le hubiera dado cierta esponjosidad. Estoy convencida de que estudiando un poco las propiedades de ciertos ingredientes se puede conseguir un resultado muy bueno.

Por ello he decidido que esto sólo será un primer intento de quién sabe cuántos xD, pues en un futuro seguro que vuelvo a probar a hacer esta receta, pero variando los ingredientes de la costra para intentar conseguir un mejor resultado.

 

Costra

 Todo es más bonito con un filtro de Instagram

Anuncios

Aloo Gobi

El aloo gobi es un plato típico de la India que tiene como ingredientes principales la patata (aloo) y la coliflor (gobi). Por lo que he leído, algunos de los ingredientes varían en función de la región, por lo se pueden encontrar muchas versiones del mismo plato, aunque todas ellas tienen en común la mayoría de ingredientes. Una de las recetas que es más fiel a la original la podéis encontrar en la web de Manjula’s Kitchen. Eso sí, utiliza ingredientes más difíciles de encontrar como pueden ser la asafétida o el mango en polvo.

Por ahora yo me conformo con una versión más sencilla, que no por ello es menos apetecible. Si queréis hacer un aloo gobi digamos “más auténtico” no os queda otra que investigar sitios donde puedan vender estos ingredientes más difíciles de encontrar o plantearos hacer un viaje a la India :).

Aloo Gobi 2

Ingredientes
(para dos personas aproximadamente)

  • 1/2 coliflor en ramitos
  • 1  patata grande cortada en dados pequeños
  • 1 cebolla
  • 4 tomates maduros, pelados y cortados en trozos pequeños
  • 1 taza de guisantes
  • 1/2 cdta comino en polvo
  • 1/2 cdta cúrcuma
  • 1/2 cdta de ajo en polvo
  • 1/2 cdta guindilla en polvo
  • 1/2 cdta garam masala
  • 1 trozo pequeño de jengibre fresco picado
  • 1/2 cdta de sal
  • cilantro fresco
  • jugo de limón, al gusto
  • aceite de oliva
  • agua

Elaboración

En primer lugar pela y trocea los tomates. A continuación colócalos en un cuenco junto con las especias (garam masala, guindilla, cúrcuma, ajo en polvo, comino), el jengibre troceado y la sal. Mezcla todo bien (puedes hacer que queden trozos de tomate o triturarlos de manera que quede hecho puré). Reserva.

En una sartén grande calienta aceite de oliva y saltea la cebolla y la patata durante unos minutos. Después agrega los ramitos de coliflor y los guisantes y reduce a fuego medio, añadiendo si es necesario más aceite.

Cuando la patata y la coliflor estén algo cocinadas, añade la mezcla de tomate y especias, añade el agua que sea necesaria y deja que se cocine, removiendo frecuentemente.

Reduce el fuego a bajo, agrega el zumo de limón y el cilantro fresco picado. Estará listo cuando se haya reducido el caldo, quedando un guiso seco. Sirve caliente y con más cilantro por encima.

Aloo Gobi 1

Macarrones guisados con seitán

Cuando era pequeña mi madre solía hacer unos macarrones guisados con carne. Era uno de mis platos favoritos. Estaban riquísimos, sobre todo si habían estado mucho rato guisándose, de manera que quedaban muy aplastados, casi deshechos. Había veces que sobraban y me los comía al día siguiente, y me parecía que estaban casi más buenos todavía.

Cuando dejé de comer carne olvidé por completo este plato, sin pararme a pensar que, como en otras tantas recetas, podía hacerlo perfectamente sin necesidad de carne. La verdad es que este es uno de esos platos sencillos que está igual de rico simplemente con el sabor del tomate, la cebolla y el laurel…  Por ello muchas veces cuando no tengo seitán a mano lo hago sin él.

En esta receta (como casi en todas las de pasta) utilizo el método del ojímetro, por ello no pongo cantidades precisas.

IMG_2289

Ingredientes

  • macarrones
  • 1 cebolla
  • tomate triturado
  • aceite de oliva
  • seitán troceado
  • hojas de laurel
  • agua

Elaboración

Picamos finamente una cebolla. La sofreímos en aceite de oliva durante unos minutos en una olla algo honda y a continuación añadimos el seitán troceado. Cuando éste haya cogido algo de color, añadimos el tomate triturado. A continuación vamos vertiendo agua y cuando hierva añadimos los macarrones y unas dos o tres hojas de laurel. Vamos vigilando y removiendo de vez en cuando para evitar que se queden pegados los macarrones.  Servimos.