Seitán con tomate y pimiento

Pues esta receta se podría decir que es una adaptación vegana de una tapa típica española, la “magra con tomate”, que por lo visto varía dependiendo de la región (pimiento sí o no, romero sí o no, y todas esas cosas). Naturalmente, aquí utilizamos el adorable seitán XD y digo adorable ahora, porque igual que con el tofu, ha sido una historia en la que he pasado del odio al amor más profundo (de momento).

Ingredientes:

  • Seitán
  • 1 cebolla picada
  • Tomate triturado
  • Pimiento rojo y verde troceado
  • Un chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta, azúcar

Preparación:

En primer lugar debemos trocear el seitán. Después, colocamos en una sartén un poco de aceite de oliva y doramos el seitán troceado. Retiramos y reservamos.

En esta misma sartén freímos la cebolla picada y añadimos el pimiento troceado (añadiremos algo más de aceite si vemos que es necesario).

Volvemos a echar a la sartén el seitán que habíamos apartado antes, ahora junto con la cebolla y el pimiento, y añadimos el chorrito de vino. Dejamos reducir.

A continuación añadimos el tomate triturado y una pizca de azúcar; tapamos, ponemos a fuego lento, y dejamos que se vaya haciendo hasta que el tomate esté frito.

Servimos caliente.

Seitán con tomate¡Fritanga al poder!

Anuncios

Espinacas con garbanzos y tomate

Ingredientes:

  • Un manojo de espinacas
  • Garbanzos
  • Tomates pelados y troceados
  • Ajo picado
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta + especias que uno desee
  • Pimiento rojo o verde

Preparación:

En primer lugar lavamos las espinacas y las ponemos a hervir en agua con un poquito de sal. Mientras, ponemos a hervir también los garbanzos que habrán estado en remojo durante toda la noche. (Lo anterior no se aplica si los garbanzos y/o espinacas son de bote…)

Ponemos aceite de oliva en una sartén y sofreímos el ajo picado, la cebolla y el pimiento (aunque yo en esta receta no lo suelo utilizar y me parece igual de rica). A continuación añadimos los tomates previamente pelados y troceados, y después echamos las espinacas y los garbanzos. Cuando esté todo, salpimentamos y, si queremos, añadimos las especias que nos gusten (pimentón dulce, comino…); tapamos la sartén y ponemos a fuego lento. Cuando veamos que se ha consumido el caldo retiramos del fuego y servimos.

Esta receta la descubrí gracias al blog El delantal verde. Un must para los amantes de los garbanzos.

 

Garbanzos con espinacas y tomate