Seitán con tomate y pimiento

Pues esta receta se podría decir que es una adaptación vegana de una tapa típica española, la “magra con tomate”, que por lo visto varía dependiendo de la región (pimiento sí o no, romero sí o no, y todas esas cosas). Naturalmente, aquí utilizamos el adorable seitán XD y digo adorable ahora, porque igual que con el tofu, ha sido una historia en la que he pasado del odio al amor más profundo (de momento).

Ingredientes:

  • Seitán
  • 1 cebolla picada
  • Tomate triturado
  • Pimiento rojo y verde troceado
  • Un chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta, azúcar

Preparación:

En primer lugar debemos trocear el seitán. Después, colocamos en una sartén un poco de aceite de oliva y doramos el seitán troceado. Retiramos y reservamos.

En esta misma sartén freímos la cebolla picada y añadimos el pimiento troceado (añadiremos algo más de aceite si vemos que es necesario).

Volvemos a echar a la sartén el seitán que habíamos apartado antes, ahora junto con la cebolla y el pimiento, y añadimos el chorrito de vino. Dejamos reducir.

A continuación añadimos el tomate triturado y una pizca de azúcar; tapamos, ponemos a fuego lento, y dejamos que se vaya haciendo hasta que el tomate esté frito.

Servimos caliente.

Seitán con tomate¡Fritanga al poder!

Anuncios

Macarrones guisados con seitán

Cuando era pequeña mi madre solía hacer unos macarrones guisados con carne. Era uno de mis platos favoritos. Estaban riquísimos, sobre todo si habían estado mucho rato guisándose, de manera que quedaban muy aplastados, casi deshechos. Había veces que sobraban y me los comía al día siguiente, y me parecía que estaban casi más buenos todavía.

Cuando dejé de comer carne olvidé por completo este plato, sin pararme a pensar que, como en otras tantas recetas, podía hacerlo perfectamente sin necesidad de carne. La verdad es que este es uno de esos platos sencillos que está igual de rico simplemente con el sabor del tomate, la cebolla y el laurel…  Por ello muchas veces cuando no tengo seitán a mano lo hago sin él.

En esta receta (como casi en todas las de pasta) utilizo el método del ojímetro, por ello no pongo cantidades precisas.

IMG_2289

Ingredientes

  • macarrones
  • 1 cebolla
  • tomate triturado
  • aceite de oliva
  • seitán troceado
  • hojas de laurel
  • agua

Elaboración

Picamos finamente una cebolla. La sofreímos en aceite de oliva durante unos minutos en una olla algo honda y a continuación añadimos el seitán troceado. Cuando éste haya cogido algo de color, añadimos el tomate triturado. A continuación vamos vertiendo agua y cuando hierva añadimos los macarrones y unas dos o tres hojas de laurel. Vamos vigilando y removiendo de vez en cuando para evitar que se queden pegados los macarrones.  Servimos.

Chili sin carne

Para hacer esta receta de chili vegano me he basado en la receta tradicional del chili y en otras tantas de las que hay por Internet. En esta versión he decidido incluir el seitán, pero puedes utilizar soja texturizada, al igual que puedes no incluir nada de esto. De cualquier manera resulta un plato delicioso, enérgico e ideal para los días fríos de invierno 🙂

CHILI

Ingredientes para unas dos personas

  • 250 g frijoles cocidos y escurridos
  • granos de maíz
  • 1 cebolla morada grande
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • seitán o soja texturizada (opcional)
  • salsa de tomate
  • aceite de oliva
  • pimienta negra
  • comino
  • sal
  • agua
  • queso vegano rallado (opcional)
  • cebollino (opcional)
  • nachos (opcional)

Preparación

En primer lugar, debemos cocer los frijoles si no los hemos comprado ya cocidos. Para ello deberemos dejarlos una noche en remojo y a la mañana siguiente cocerlos. Los escurrimos y reservamos.

Pelamos la cebolla (a mí me gusta más morada) y la cortamos en trozos que no sean muy pequeños pero tampoco demasiado grandes. También cortamos las mitades de pimiento en trozos pequeños. A continuación sofreímos en aceite de oliva a fuego medio-bajo la cebolla y el pimiento. Cuando ambos estén algo blandos añadimos los frijoles, el seitán (si es soja habrá debido estar en remojo) el maíz, las especias y la sal y la salsa de tomate. Integramos todos los ingredientes bien y añadimos agua. Dejamos cocinar a fuego medio y apagamos cuando veamos que se ha reducido el caldo, quedando una sopa más o menos espesa.

Finalmente podemos decorar nuestro plato con cebollino, queso vegano rallado y unos nachos veganos. También podemos acompañar con guacamole.